LA EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

EVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA DE LOS PAÍSES DESARROLLADOS
En la evolución demográfica de los países desarrollados se distinguen 3 etapas:
 

  • Régimen demográfico antiguo. Va desde la aparición de las primeras civilizaciones (Prehistoria) hasta mediados del s XVIII. Se caracteriza por un lento crecimiento de la población debido a unas elevadas tasas de natalidad pero también de mortalidad. Las malas cosechas, las hambrunas, las epidemias, las catástrofes naturales y las guerras hacían que la mortalidad fuera muy alta y la esperanza de vida no superará los 30 años hasta el final de la etapa. Los hijos ayudaban al trabajo familiar desde pequeños y por eso la natalidad era muy alta, es decir, se tenían muchos, aunque sobrevivían (por condiciones higiénicas, alimentación...) muy pocos.
    

  • Régimen de transición demográfica. Tuvo lugar en Europa entre los s XVIII y XIX hasta principios del XX. Se caracteriza por un crecimiento acelerado de la población (boom o explosión demográfica) debido a que disminuye la mortalidad pero la natalidad sigue siendo alta (por las mismas causas que en la etapa anterior). Las mejoras en la alimentación (nuevos cultivos y técnicas), en la higiene y los avances en sanidad (vacunas) hicieron descender la mortalidad. La esperanza de vida estaba en torno a los 40 años.
 

 
  • Régimen demográfico moderno. Va desde mediados del XX hasta la actualidad y se caracteriza por una desaceleración del crecimiento de la población. La mortalidad sigue siendo baja y la natalidad desciende progresivamente hasta llegar, en algunos países, al crecimiento negativo o al crecimiento 0. Los avances en medicina del s XX, el uso de vacunas, la mejor alimentación e higiene, la lucha contra la mortalidad infantil... son las causas del descenso de la mortalidad. El retraso en la edad del matrimonio y de la maternidad, la incorporación de la mujer al mundo laboral y los costes derivados del cuidado y educación de los hijos son los principales motivos que han hecho descender la natalidad. La esperanza de vida supera los 70 años en la mayoría de países.


  

   

EVOLUCIÓN DEMOGRÁFICA DE LOS PAÍSES SUBDESARROLLADOS
En la evolución demográfica de los países subdesarrollados se distinguen sólo 2 etapas:

  • Régimen demográfico antiguo. Al ser países colonizados por los europeos esta etapa va desde mediados del XVIII hasta la primera mitad del s XX. Se caracteriza también por un crecimiento lento de la población con elevadas tasas de natalidad pero también de mortalidad. Las hambrunas, las epidemias, las guerras, las catástrofes naturales y la elevada mortalidad infantil hacen que la mortalidad sea muy alta. La necesidad de tener muchos hijos, a pesar de la alta mortalidad infantil, para mantener a la familia explica la alta natalidad. La esperanza de vida no superaba los 30 años.
 
  


 

  • Régimen de transición demográfica. A finales del s XX (y hasta la actualidad) tuvo lugar un gran crecimiento de la población debido al descenso de la mortalidad y a una alta natalidad. Los países más desarrollados (ante la pobreza y miseria de estas regiones) empezaron a enviar ayuda humanitaria y a combatir enfermedades infecciosas y contagiosas (malaria, VIH), a reducir la mortalidad infantil (vacunas) y a mejorar las técnicas de cultivo, la educación y la higiene con lo que descendió la mortalidad. La natalidad también ha ido bajando por las políticas de control impuestas por muchos países aunque el número de nacimientos sigue siendo muy alto porque hay mucha población joven en edad fértil. Pero la esperanza de vida sigue siendo baja, sobre todo en África, en torno a los 40 años.